“Me sorprende la sorpresa de muchos colegas que siguen tratando de encontrar un Papa a su medida, que siguen tratando de acomodar, como decía Arturo Jauretche, la cabeza